Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Organizar una despedida de soltera

shutterstock_1935781405(FILEminimizer)

Casarse es, entre otras muchas cosas, un acto de amor y la clara muestra de la adquisición del compromiso que se adquiere con la otra parte. Aunque las bodas siguen siendo lo más in, no habría boda que se precie sin su antesala: la despedida. Despedir a los solteros en los días previos al enlace, es una tradición que lejos de decaer, gana terreno en todo lo concerniente a las bodas en la actualidad. Si no que se lo pregunten a nuestras amigas y amigos de Hot Despedidas, cuyo negocio, relacionado directamente con este tipo de eventos de despedidas de soltero, no hace más que crecer.

La tradición de las despedidas, se ha convertido en toda una institución y lejos de ese estereotipo equivoco sobre lo que pasaba en ellas, a día de hoy, puedes montar la despedida que tu quieras. Contando con especialistas en su organización u organizándola tu misma o mismo, puedes tener esa celebración que acaba con la soltería y culmina con el matrimonio.

Si bien, la aceptación popular era que las despedidas de soltero, eran eso, de soltero y poco de soltera, afortunadamente, los tiempos han ido cambiando y ya no es una novedad que las mujeres, también celebren ese evento en compañía de sus allegadas y amigas. Lo del striptease y lugares de alterne, quedó obsoleto, ahora, se organizan todo tipo de eventos en los que la imaginación, es la que manda. Alcohol y fiesta no son las únicas opciones posibles. Vayamos un paso más allá y descubramos las posibilidades que podemos encontrar, así como algunos tips para organizar la despedida ideal.

Amigas (o amigos) al poder

No solo es una tradición, se trata de un hecho: las organizadoras de tan ansiado evento son las amigas. Esto es algo indiscutible. Las amigas, una vez confirman la inminente boda de su alter ego, se encargan de preparar un evento inolvidable para la casadera en ciernes. Algunas novias, desconfiando de los posibles planes que pueda preparar la organizadora oficial, suelen decidir ser ellas las que se encarguen de organizar el cotarro. Sin embargo, esto no es lo más habitual. De hecho, son numerosas las ocasiones en las que las novias reniegan de tener su despedida y las amigas, a sus espaldas, montan un buen sarao.

En cualquier caso, la mayoría de las bodas no se celebran sin antes, despedirse de la soltería. Como encargadas y responsables últimas y primeras, las amigas, deben preparara algo que, para la novia, resulte inolvidable. Esa despedida, es el pistoletazo de salida para una nueva aventura. Que mejor manera de hacer la transición, celebrándolo por todo lo alto y con la compañía de quienes mejor te comprenden.

Para empezar con la organización y preparativos, es fundamental nombrar a la organizadora jefa. En primera instancia, pueden ser varias las candidatas al puesto. Pero al final, serán las más allegadas y quienes mejor conozcan a la novia, las encargadas de tomar las decisiones y ejecutar los planes.

Es fundamental que quien organiza el sarao, conozca bien a la novia para descartar opciones y elegir los planes en función de los gustos de la protagonista. Uno de los aspectos principales, es el secretismo, la novia no debe saber nada al respecto. El factor sorpresa es fundamental, para ello, hay que establecer alianzas con la otra parte de la pareja que tendrá el papel de colaborador.

A este evento no puede faltar nadie importante, por lo que conviene elaborar una lista con las invitadas que la novia quiere tener cerca en tan especial momento. Por otro lado, hay que tener siempre presente el respeto por la opinión de la novia. No se debe organizar algo en lo que ella no quiera participar. Puede ser que le gusten los boys o los espectáculos subidos de tono o prefiera algo más recatado y relajado. Por ello, la organizadora, debe conocer bien las preferencias de la homenajeada.

El siguiente paso, una vez se elige a la organizadora, es meterse de lleno en la materia. Todas pueden opinar y aportar ideas, sobre el que hacer, como hacerlo y por supuesto, donde. Son muchas las empresas de eventos que proporcionan diferentes tipos de despedida. En este punto, el presupuesto es el que va a condicionar la actividad o actividades que se puedan hacer. Cabe recordar que son las amigas quienes se encargan de pagar la despedida, por lo que debe ser una decisión consensuada entre las participantes.

Una vez se elige el que se va a hacer y donde se va a celebrar, hay que establecer el cuándo y el cuánto. Cuando se va a celebrar para que nadie falte y el tiempo que va a durar el evento. Hay despedidas que duran unas horas y otras que se prolongan por días. En algunas despedidas, se planea un viaje con “secuestro” incluido, en el que la novia no sabe a donde va, ni como, ni cuando, por lo que es necesaria la colaboración de pareja, amigos y familiares.

La sorpresa suele ser un plus añadido a la emoción que conlleva celebrar la despedida de la soltería. Cuanto menos sepa la novia, más diversión.

Algunas propuestas para despedirse

Puede parecer difícil construir la fiesta perfecta. Ser original y diferente es lo que se suele pretender en estos casos. Alejarse de lo conocido, lo típico o lo visto en las películas, puede ser lo que marque la diferencia, aunque no siempre es posible, la base, solo es la base. Una vez elegido el marco, son las organizadoras las que se encargan de rellenar el contenido con su originalidad.

Algunas de las opciones sobre las que se puede trabajar son las siguientes:

  • Planificar un viaje en grupo. Esta opción, requiere indudablemente de mayor presupuesto, pero las posibilidades son infinitas. Durante la duración del mismo, se pueden planificar multitud de actividades relacionadas directamente con los gustos de la novia.
  • Disfrutar de la naturaleza practicando deportes de aventura que culminen con una cena y la posterior fiesta. Para las más aventureras puede resultar la despedida ideal.
  • Cenas con espectáculo, comidas de lujo, incluso cursos de cocina o repostería en grupo, están a la orden del día para celebrar despedidas de soltera. Otra opción gastronómica es hacer una cata de vino, cerveza, cócteles o incluso de productos delicatesen.
  • No puede faltar en la lista, un plan desarrollado en un spa. El relax y la belleza, tan necesarios en momentos previos a la boda, son una de las mejores maneras de despedir la soltería.
  • Fiestas, espectáculos, conciertos… eventos creados para el disfrute, siempre teniendo en cuenta las preferencias de la novia. Para que el plan sea perfecto, no estaría nada mal, acudir en limusina.
  • Celebrar la despedida en un barco es una de las opciones que cada vez se impone más. El mar, la costa y un buen catering en la mejor compañía puede ser el mejor broche para abandonar la soltería.
  • Otra opción es la importada de Estados Unidos, Bridal Party, en donde ser celebra una reunión en lugares vintage, con un brunch, música ligera, juegos de mesa… light en comparación con lo establecido pero lleno de encanto.
  • En la misma línea, la Slumber party, una fiesta de pijamas informal en la que la bebida y la comida basura son las protagonistas junto a la novia. Relax, intimidad, confianza y, por supuesto, un poquito de desfase y alguna almohada rota.

Cualquiera de estos planes, son una excelente opción según las preferencias y gustos de la novia. A partir de ahí, todo lo que pase, corre de cuenta de las participantes de la fiesta. Diversión al poder en un entorno en el que no pueden faltar los complementos que hagan que la fiesta, sea inolvidable.

Independientemente de donde, como y cuando, no puede faltar una sesión de fotos que inmortalice los mejores momentos de la velada. Con un fotógrafo profesional o una de las amigas que se encargue de tan relevante misión. Lo importante es que quede constancia.

Antes, durante o después, debe haber un plan gastronómico que incluya una cena, comida o porque no, un desayuno. Algo que sea especial para la novia y en la que todas puedan disfrutar de una buena comida, especial y, memorable.

Bromas, juegos de despedida o una reunión de tuppersex para coronar la velada. Este tipo de complementos que deben ser cosecha propia, serán los que marquen la diferencia de la despedida de esa amiga que cambia de estatus. Por otro lado, los accesorios más horteras que una pueda imaginar, deben estar presentes: camisetas, diademas, bandas… todo lo que pueda hacer que la diversión, aumente y los recuerdos, sean imborrables.

Con estos tips, preparar una despedida de soltera seguro que resulta mas sencillo. No hay que olvidar que lo primero que hay que tener en cuenta es las preferencias de la novia, pero sin obviar los gustos de todas las asistentes. La despedida debe ser un evento divertido, en el que todas se encuentren cómodas y agusto, por lo que siempre habrá que elegir de forma consensuada los lugares y actividades que se vayan a celebrar. A partir de ahí, a disfrutar.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest