Cómo elegir la nevera más adecuada para ti y tu familia es una de las peticiones más habituales. Vamos a darte una serie de claves en las que te debes fijar, pues como dicen los profesionales de megahogar.es, no todos los clientes potenciales que acuden a las tiendas tienen todo tan claro como deberían.

¿Cómo se ahorra energía mediante la nevera?

A veces no nos damos cuenta de la gran importancia que tiene la nevera o frigorífico hasta que comienza a fallar. Hablamos de que funciona sin descanso, desde que llega a casa y se conecta por vez primera hasta que le llega el momento de decir hasta aquí hemos llegado.

En el caso de que se haya producido el momento en el que haya que adquirir una nevera nueva debido a una renovación o rotura, vamos a ver una serie de claves para elegir la más adecuada.

¿En qué debemos pensar para adquirir una nevera?

Vamos con una serie de factores que van a ser de gran utilidad en la elección de la nevera. En este sentido, tanto el tamaño como la capacidad son de los más importantes, pero de la misma forma también el que sea eficiente en el campo energético, el ruido que emita o si se quiere que venga integrada o panelada.

Vamos a desgranar los elementos más importantes que debemos considerar cuando se debe elegir nevera.

Tamaño del propio frigorífico

Creemos que es fundamental conocer el tamaño del hueco que tenemos para saber qué sitio hay en la nevera de la cocina. Para ello hay que proceder a medir el hueco en el que se va a instalar y asegurarse de que cabrá en los accesos de la misma vivienda.

Capacidad que tiene la nevera

En este sentido, pues está relacionado de forma directamente con el tamaño del frigo, es el análisis de la capacidad.  Pensemos que cada persona ocupará 75 litros en la nevera. Una tipo combi va a contar con una capacidad de media de unos 350 litros y una americana de 600 litros.

La clase A

La elección de una nevera eficiente y que consuma poco es otra de las dos claves cuando se trata de la elección de nevera. Esta clase energética A y la superior van a consumir menos cantidad de electricidad. Esto es algo que se debe tener en cuenta, puesto que la nevera va a acaparar más de un 30% del consumo energético total de la casa.

Ruido de la nevera

De los aspectos que te acaban de dar para saber cómo debes elegir la nevera, existe un detalle de gran importancia, deberás analizar el ruido que hará. Tendrá que estar entre los 40 y los 45 decibelios.

Hay que valorar que siempre tiene importancia cuando se quiere contar con un ambiente donde predomina el confort.

Frost o normal

Los denominados No frost se puede decir que están caracterizados porque no hace falta que haya una descongelación manual por parte del aparato, por lo que va a ser más fácil que se pueda eliminar la cantidad y formación de la suciedad de lo que lo es en los de toda la vida o más comunes.

De la misma forma posibilitan la estabilización de la temperatura interior cuando se abren las puertas, de tal forma que ella se reduce o aumenta dependiendo de las necesidades de tal forma que los alimentos no van a sufrir.

Una de las desventajas que existen es que proceden a resecar más el ambiente y los alimentos que se tengan al aire en el interior de la nevera.

Pese a que los frigoríficos No Frost hacen más funciones, no gastan más energía de forma considerable.

Clases de neveras

En este sentido, vamos a dar más detalles de las clases de neveras que hay en el mercado actual:

Nevera de tipo americano

Destaca por tener un par de puertas verticales, una para la nevera y otra para ser usada con el congelador. Existen diseños que tienen dispensadores de hielo y agua fría. Suelen ser muy altos, anchos y voluminosos.

French door

Son de los más novedosos. Se reconocen al estar organizados en dos puertas en la parte de arriba y cajones vistos en la inferior, como un espacio congelador.

Combi

Los más clásicos, tienen frigorífico arriba y el congelador se sitúa abajo.

Dos puertas

El congelador está en la parte alta y la capacidad es baja. Hablamos de una nevera de reducido tamaño y barata.

El exterior y el interior también son importantes

Es fundamental saber cómo es el electrodoméstico por fuera. La puerta puede estar realizada en acero inoxidable o en blanco. A veces los hay en colores y bastantes diseños nuevos tienen un panel exterior y el modo en el que está el frigorífico.

Otro de los aspectos que deben aparecer en la lista de cosas a valorar es saber cómo es en su interior, ver si los cajones tienen guías de metal o de si los estantes están realizados en cristal.

La iluminación es importante y que sea buena en el interior, también que las bandejas sean regulables en altura, y también es bueno saber que tenga filtros que lo que hacen es purificar el aire de dentro y eliminar los malos olores.

Pensemos que el frigorífico se tiene que colocar alejado de fuentes de calor. Tendrá que contar con espacio suficiente alrededor para que pueda para ventilar.

El sentido que debe tener la puerta de la nevera

Hay que asegurarse que cuando se compre se indique el lado que se quiere hacer. De igual forma es necesario tener precaución con el tirador de la puerta, pues puede golpear en la pared en el caso de que el frigorífico quede pegado a una.

¿Con qué frecuencia se hace la compra?

Otra de las claves para la elección de la nevera es preguntar la frecuencia con la que se compra. En el caso de que se haga una o varias veces a la semana o se tenga bastante producto fresco para ser guardar, lo mejor es optar por elegir un frigorífico que tenga distintos fríos, además del espacio a cinco grado, un cajón de cero grados que tenga regulador de humedad, el cual alargará la vida de los alimentos y cajones también a 5 grados con regulación de la humedad, que se van a conservar mejor, aunque no por mucho más tiempo.

Más claves para la elección

Debe ser sencilla de limpiar en el interior en el exterior. Si tiene sistema de iones o filtros que purifican, el interior va a mantenerse a salvo de los malos olores y las bacterias. Lo mejor es que sea de LED la iluminación del interior.

Circuitos independientes

Es conveniente elegir una nevera que tenga dos circuitos de frío de manera independiente, uno será para el frigorífico y otro lo será para el congelador. De esta forma vas a tener un congelador seco, el cuál no vas a tener que descongelar para así mantener la humedad que sea necesaria en el frigorífico para que se conserven los alimentos.

Pensemos que el frigo se lleva algo más del 30% del consumo a nivel de energía de la casa, mucho más que la lavadora y el televisor juntos.

Las nuevas neveras futuristas

Son unos modelos que optan por utilizar la tecnología de tal forma que son mucho más eficiente y nos hacen más sencilla la vida. No nos van a sorprender ya tanto que los frigoríficos tengan una señal de carácter acústico cuando la puerta no se vaya a cerrar bien o esté demasiado abierta.

El caso es que existen modelos que lo que hacen es dejar ver el interior con que solo toquemos la puerta. De igual forma existen algunos que permiten la conexión vía wifi con el móvil para poder ver lo que tenemos dentro, lo que supone de gran ayuda para cuando se hace la compra.

Los hay que tienen una puerta pequeña para el acceso a las bebidas sin necesidad de que se abran por completo ni que pierdan energía. Son detalles que aumentan el precio, pero que también van a ser de gran ayuda en la vida diaria y harán de mayor practicidad la nevera.

¿Cómo se ahorra energía?

Cuando elegimos nevera, de las características que más suelen mirar es el gasto que va a suponer, la eficiencia en lo energético. Dependiendo del modelo, existen una serie de cosas que es posible para el ahorro de energía con la nevera.

Se tiene que instalar el frigorífico en un sitio frío, seco y con óptima ventilación, donde no va a estar expuesto a la luz del sol de manera directa. No tiene que ponerlo próximo a un radiador u horno.

No debe taparse nunca, ni con rejillas de ventilación ni orificios, tampoco interrumpir la cadena de frío al meter en la nevera alimentos que estén calientes. No es bueno tampoco que se mantenga la puerta del comedor abierto por bastante tiempo.

De igual forma se tiene que limpiar la parte de detrás de la nevera frecuentemente, puesto que el polvo lo que hace es que aumente el consumo energético.

Cuando se instale el frigo, es necesario dejar que pueda respirar y que haya unos dos centímetros a cada largo, de tal forma que se reducirá el consumo energético y las facturas de la electricidad.