Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Conoce a fondo el empleo de catador de vinos.

shutterstock_439316668(FILEminimizer)

El vino es un elemento cultural importante en nuestro país. Este es el principal motivo por el que el arte de catar vinos se está extendiendo muchísimo entre muchas personas que quieren entender acerca del tema. De hecho, en nuestro país se están invirtiendo grandes cantidades de dinero en el enoturismo tal y como podemos leer en la revista digital Vinetur.

Por consiguiente, podemos confirmar que el interés hacia este tema está creciendo considerablemente y que, sin duda, sus resultados serán claramente positivos.

Asimismo, dicho interés que sienten las personas por la enología deriva en el interés por desempeñar profesiones típicas del tema, como, por ejemplo, la profesión de catador de vinos, la cual está muy solicitada y de la que te vamos a hablar en este artículo para que no te pierdas un detalle.

¿En qué consiste exactamente ser catador de vinos?

Ser catador de vinos implica evaluar y analizar las características de los vinos utilizando los sentidos, principalmente el gusto y el olfato. Los catadores de vinos tienen la tarea de examinar y describir las propiedades de los vinos, como el aroma, el sabor, el color, la textura y la complejidad.

El proceso de cata de vinos implica varias etapas:

  1. En primer lugar, se examina el color del vino, observando su tonalidad y brillo.
  2. Luego, se procede a la fase de la nariz, donde se huele el vino para detectar y describir los diferentes aromas presentes, como frutas, especias, flores o notas terrosas.
  3. Después de evaluar los aromas, el catador prueba el vino, tomando pequeños sorbos y dejándolos pasar por toda la boca. Aquí se evalúa el sabor, la estructura y el equilibrio del vino, así como su persistencia en el paladar. Durante la cata se buscan características como la acidez, la dulzura, el amargor, los taninos y el cuerpo.

Los catadores de vinos usan un vocabulario específico para describir las características de los vinos, y suelen tener una amplia experiencia y conocimiento sobre las diferentes variedades de uva, regiones vinícolas y técnicas de vinificación.

Además, los catadores también pueden participar en la selección de vinos para eventos, maridajes de comidas, elaboración de cartas de vinos en restaurantes, asesoramiento a bodegas y productores, y participación en concursos y catas comparativas.

¿Cómo puedo formarme para ser catador de vinos?

Convertirse en catador de vinos requiere tiempo, experiencia y dedicación, pero lo más importante es que no requiere específicamente estudiar una carrera universitaria para dedicarte a ello, como ocurre con otros trabajos.

Puedes formarte tú mismo ¡y eso es lo bueno! Por supuesto, también existen academias, y ramas derivadas de ciertas especialidades en la universidad que te pueden llevar a entender sobre el tema, pero sin duda, la mejor forma para empezar a entender es practicarlo.

Para ello, puedes optar por lo siguiente:

  • Aprende todo sobre los vinos.

Puedes comenzar por adquirir conocimientos básicos sobre vinos, incluyendo las diferentes variedades de uva, las regiones vitivinícolas y los métodos de producción del vino.

Para ello, te recomendamos leer libros especializados sobre el tema.

  • Participa en degustaciones.

Comienza a asistir a eventos de degustación de vinos y catas organizadas por bodegas, tiendas de vinos. Estas experiencias te permitirán probar diferentes vinos y desarrollar tu paladar.

  • Desarrolla tu paladar.

Prueba una amplia variedad de vinos y presta atención a sus características, como el aroma, el sabor, la acidez y el cuerpo. Intenta identificar los sabores y aromas presentes en cada vino, y compáralos con las descripciones proporcionadas por expertos.

Para ello, también puedes adquirir un estuche de aromas como los que venden en Giona Company. Estos estuches están diseñados para ayudarte a entrenar tu olfato, lo que te convertirá en un mejor catador de vinos.

  • Conviértete en miembro de una asociación de catadores.

Únete a una asociación de catadores de vinos, donde podrás aprender de otros catadores más experimentados y participar en actividades de cata. Estas asociaciones también pueden ofrecer cursos y certificaciones para mejorar tus habilidades de cata.

  • Estudia enología y viticultura.

Considera la posibilidad de estudiar enología o viticultura en una academia especializada. Estas academias te proporcionarán un conocimiento más profundo sobre la producción de vino, la viticultura, la fermentación y otros aspectos técnicos relacionados.

  • Viaja a regiones vitivinícolas.

Explora diferentes regiones vitivinícolas para ampliar tu conocimiento y comprensión de los vinos. Visita bodegas, habla con los enólogos y aprende sobre las características distintivas de cada región.

En España hay muchas, con Andalucía en la cúspide del top de regiones vitivinícolas de nuestro país.

  • ¡Practica con regularidad!

La práctica constante es fundamental para desarrollar cualquier habilidad, y con la cata de vio pasa igual. Para formarte correctamente, dedica tiempo regularmente a la cata de diferentes vinos y trata de describir y analizar sus características de manera precisa.

  • Considera obtener un título.

Si deseas avanzar en tu carrera como catador de vinos, puedes considerar obtener una certificación reconocida, como, por ejemplo, la de sumiller. Estos títulos te darán credibilidad a la hora de encontrar un trabajo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest